Ensaimada de Mallorca. la historia del dulce más popular de Mallorca

Hoy te contamos en Sabor de Mallorca la historia de la ensaimada. La ensaimada es un dulce típico balear muy apreciado tanto por los turistas como por los locales. Aunque sus orígenes son algo inciertos, sabemos que su nombre viene del mallorquín saim, que significa manteca de cerdo.

Las referencias históricas demuestran que la ensaimada de Mallorca forma parte del acervo cultural e histórico de Mallorca, constituyendo sin duda un referente en la repostería propia de la isla, que en el día de hoy conserva todas sus características tradicionales. La ensaimada de Mallorca es un producto típicamente artesano, siendo fundamental la experiencia del elaborador para conferir al producto sus características.

En 1854 el empresario Garin abre una pastelería en la Puerta del Sol (Madrid) denominada La Mallorquina popularizando este dulce en la capital.

Se pueden reconocer dos tipos de Ensaimadas: La de Mallorca, la cual es simplemente la masa, sin ningún tipo de relleno y la Ensaimada de Mallorca de cabello de ángel, que se encuentra rellena, como su nombre lo indica, con cabello de ángel. Este es un dulce que tiene forma de filamentos delgadísimos de color dorado utilizado para rellenar distintos alimentos, sobre todo postres. Ambos suelen polvorearse con azúcar en polvo.

Otras maneras de producirlos pueden ser: la Ensaimada de Nata, que se prepara rellenándola de nata montada, la misma debe conservarse refrigerada para que no se eche a perder. La Ensaimada de crema, la cual se rellena con crema pastelera. La Ensaimada de crema quemada en la cual se quema para lograr un efecto de caramelo. Y la Ensaimada sobrasada, que no posee relleno, sino que se coloca la sobrasada incrustada en la masa, y algunas veces puede ser reemplazada por albaricoques. También se la denomina “lisa”. Es la más típica junto con la de cabello de ángel.

Se pueden consumir también otros tipos no tan clásicos que crean los pasteleros de la isla, como los rellenos con chocolate.


Su elaboración, echa por los mejores pasteleros de Mallorca, consta de los siguientes productos: harina de fuerza, que se utiliza entre 45 y 55 % m/m, de agua se utiliza entre el 18 y 20 % m/m, azúcar se coloca entre 16 y 20 % m/m, y huevos entre 6 y 10 % m/m.

Para realizar la ensaimada rellena de cabello de ángel, se colocan 40 gramos de cabello de ángel cada 100 gramos de masa.

Para lograr la ensaimada se deja fermentar mínimo 12 horas la masa. El hecho de que haya azúcar en este alimento fomenta que actúe la levadura, y afecta el tiempo en que la masa se desarrolla, y el color dorado y exquisito sabor que posee la corteza de la ensaimada.

Pese a que no existe una historia que nos permita concretar el origen, sí que se ha concretado y protegido la elaboración de la receta. En 1996 y 2003 el gobierno balear obtuvo su protección como Denominación específica. Además está reconocida como Indicación Geográfica Protegida.

En la actualidad, los productos que se elaboran bajo esta indicación van provistos con un precinto de garantía y con la etiqueta del consejo regulador numerado y expedido por este. En la web de sabor de mallorca puedes encontrar estos tipos de ensaimadas

No obstante, fuera de Mallorca también se elaboran productos de altísima calidad y con gran tradición como ocurre en el caso de Menorca, donde existen pastelerías que llevan elaborando la receta durante más de un siglo.

La ensaimada de Menorca es uno de los dulces típicos más demandados y también tiene sus maestros artesanos cuyos productos compiten con las mallorquinas, recibiendo de manera habitual prestigiosos premios en campeonatos internacionales.